Celeste “Perteneciente al cielo, la inmortal, la altiva, la sobrehumana”

VICK2233

Celeste “Perteneciente al cielo, la inmortal, la altiva, la sobrehumana”

1

Hace ya poco mas de 11 años me crucé en la vida de la que por mucho ha sido la mejor compañía de mi vida, con ella aprendí a vivir en pareja, aprendí que compartir es mejor que recibir, aprendí que su felicidad era mi felicidad, con la “Brujita” entendí que no son los sacrificios de pareja los que hacen grande una relación, sino el ánimo de aportar a la convivencia lo que verdaderamente enriquece el matrimonio.

En este viaje que emprendimos juntos, nos hemos reinventado como amigos, amantes, compañeros, socios, esposos, pero nunca comprometimos nuestra felicidad, en cambio siempre nos apoyamos el uno en el otro para lograr cumplir nuestros sueños y volar cada vez más lejos.

Hace ya 4 años emprendimos el viaje más inesperado y loco de nuestras vidas, un viaje que a diferencia de todos los otros no tenía boleto de regreso, un viaje que no viene con manual de usuario, pero sí cartilla de aprendizaje, decidimos compartir no lo que tenemos, sino lo que somos, lo que realmente somos, nuestras alegrías y nuestras frustraciones, nuestra forma de ver la vida, decidimos volver a lo simple de la vida y des aprender lo aprendido para des aprenderlo nuevamente, este viaje nos ha unido desde lo simple, desde lo realmente importante, desde el AMOR puro de Simón!!!

Cuando Simón llegó a nuestras vidas nos tomó por sorpresa y sin cinturón de seguridad, el choque fue duro e inesperado, porque aunque lo esperábamos con toda la ilusión del mundo nunca pensamos que llegaría en la semana 35 de gestación. Esa fue la primera de muchas enseñanzas, como dice Forrest Jump “La vida es como una caja de chocolates, nunca sabes lo que te va a tocar”. Nuestro chocolate trajo abundancia a nuestras vidas, y no hablo de cosas materiales, trajo salud, esperanza, unión,  mucha alegría y una nueva forma de amar que jamás habíamos experimentado. Esta abundancia no solo fue para Diana y para mí, sino para nuestra familia y amigos.

Han sido 3 años increíbles donde el cariño de Simón ha sido un motor de vida, 3 años de aprendizaje constante, de mucha dedicación, de muchas experiencias de vida, algunas sencillas y simples, otras complejas y trascendentales, como verlo dar su primera batalla en la unidad de cuidados intensivos tratando de respirar, o verlo tomar su tetero solo, o que sus primeras palabras hubieran sido papá, o verlo caminar solo el día de su cumpleaños, su primera operación, llevarlo a la guardería y que el que llorará fuera yo y no él, su primer papi te amo!!!, verlo nadar, montar bici, jugar ipad, armar rompecabezas, lotería, verlo crecer y poder estar ahí atesorando momentos, siempre me ha hecho el papá más feliz del mundo.

Con un amor infinito decidimos darle a Simón uno de los amores más fuertes y duraderos de la vida, EL AMOR DE HERMANO.

Con este pequeño documental solo quiero compartirles eso, ese amor inconmensurable con el que recibimos a “La venida del cielo, a la inmortal, a la altiva, a la sobre humana”, a nuestra CELESTE.







Deja un comentario